5 razones para leer “El jardín eterno”

El pasado 12 de agosto de 2021 publiqué El jardín eterno, un relato con el que, además, se daba el pistoletazo de salida a la colección Mil Oniros Ciencia Ficción.

Inaugurar una colección así, en la que colaboramos un conjunto de autores de lo más interesante, es un verdadero privilegio. He querido que El jardín eterno refleje lo mejor posible las bases que han inspirado la creación de esta colección.

Por eso, quiero destacar en este artículo 5 características importantes en la colección y que quiero presentarte como 5 razones para leer El jardín eterno.

1. Puedes leerlo del tirón. Soy un defensor de la literatura breve. Como género, el cuento es flexible y potente, muy adecuado para experimentar en formatos y para explorar temáticas de una manera más ágil que la novela. Pero, sobre todo, invita a leerlo del tirón en una única sesión de lectura. Ofrece así al lector una experiencia de lectura completa, una historia con principio y fin, para disfrutar en un tiempo reducido. Un relato puede transformar un viaje en transporte público o una espera en el médico en un momento mágico.

2. Apoyas la ciencia ficción en español. ¿Te has preguntado alguna vez por qué todas las invasiones alienígenas parecen ocurrir en Estados Unidos? Aunque la ciencia ficción es un género muy rico y casi infinito, y a pesar del nuevo empuje oriental, todavía sufre un sesgo hacia el mundo anglosajón. No en vano, los lectores americanos lo han tratado bien: han leído y consumido historias de ciencia ficción desde su concepción como género moderno, creando un mercado adecuado para el lanzamiento de las primeras publicaciones y revistas pulp. Leer relatos como El jardín eterno —o como cualquier otro de la colección Mil Oniros— es apoyar la ciencia ficción en español. Con suerte, conseguiremos traer a los aliens a nuestro país. He ambientado El jardín eterno en lugares como Huesca, la zona norte de Madrid o el Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Robledo de Chabela.

3. Podrás descubrir nuevas propuestas científicas y tecnológicas. Algunos avances como la llegada del hombre a la Luna o la utilización de satélites en órbita geoestacionaria fueron anticipados por autores de ciencia ficción, años antes de que se hicieran realidad. En El jardín eterno, propongo un modelo de nave espacial totalmente distinta a la clásica nave de fuselaje metálico. Podrás encontrar esta y otras propuestas, con diferentes grados de rigor científico, en las diferentes historias de la colección.

4. Verás un mensaje ecologista. Aunque no hay más que ver el telediario para atar cabos y concluir que ya estamos inmersos en medio del cambio climático, en ocasiones es necesario tomar distancia para ver la situación en perspectiva. La ciencia ficción juega de manera muy habitual a ponernos en esa situación de alejamiento, de distancia, y a mostrar futuros alternativos. En El jardín eterno, el medio ambiente no es protagonista, pero sí un escenario que los personajes asumen como cotidiano sin grandes dramas y que, a nuestros ojos, puede impactar. ¿Acaso no estamos ya en una situación de degradación ecológica difícil de aceptar hace un par de generaciones?

5. Mujer, mayor y protagonista. Una ficción con personajes atléticos, machos, jóvenes, guapos y capaces de las más arriesgadas maniobras es, desde luego, una opción genial de entretenimiento. Pero no debe ser la única. La protagonista de El jardín eterno es mujer. Pero no es una mujer sexy que maneja una espada láser con gran habilidad. Tampoco responde al arquetipo de joven, guapa e inteligente. Es una doctora (inteligente, eso sí) de alrededor de sesenta años de edad. Y es la protagonista. Quizá, a día de hoy, son muy pocas las apuestas de las grandes productoras de contenidos por historias protagonizadas por personajes fuera del núcleo jóven-guapo/guapa. Pero lo que de verdad me interesa es la apuesta que hagas tú, que a fin de cuentas eres quien va a leer el libro. Quiero reivindicar las mujeres mayores como protagonistas de gran interés. La historia que se cuenta en El jardín eterno, además, no podría funcionar de otra manera.

Espero que estas 5 razones para leer El jardín eterno se transformen en 5 motivos por los que has disfrutado de su lectura. Son, también, 5 buenos motivos que he tenido yo para escribirlo. Te lo dejo aquí con todo mi cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .